RSS

domingo, 19 de junio de 2011

Yo también soy una madre mala.

Un día, cuando mis hijos hallan crecido lo suficiente para entender la lógica que motiva a los padres y madres, yo habré de decirles:

amor-de-madre“Os amé lo suficiente como para haber0s preguntado a dónde ibais, con quién ibais y a qué hora regresaríais.

Os amé lo suficiente para no haberme quedado callada y haceros saber, aunque no os gustara, que aquel nuevo amigo no era buena compañía.

Los amé lo suficiente como para haber permanecido en pie, junto a ustedes, dos horas, mientras limpiaban su cuarto, tarea que habría hecho yo en 15 minutos.

Os amé lo suficiente para dejaros ver además del amor que sentía por vosotros, la decepción y también las lágrimas en mis ojos.

Os amé lo suficiente para dejaros asumir la responsabilidad de vuestras acciones, aún cuando las penalidades eran tan duras que me partían el corazón.

Y ante todo, os amé lo suficiente para deciros NO, cuando sabía que podríais odiarme por eso (y en algunos momentos sé que me odiasteis)”.

Estas eran las batallas más difíciles de todas.

Estaré contenta, habré vencido... ¡Porque al final ustedes ganaron también!

Y cualquiera de estos días, cuando mis nietos hayan crecido lo suficiente para entender la lógica que motiva a los padres y madres; cuando ellos les pregunten si su madre era mala, mis hijos les dirán:

“Sí, nuestra madre era mala. Era la madre más mala del mundo...

Los otros niños comían golosinas en el desayuno y nosotros teníamos que comer cereales, leche y tostadas.

Los otros chicos bebían refrescos, comían papas fritas y helados en el almuerzo y nosotros teníamos que comer arroz, carne, verduras y frutas.

Mamá tenía que saber quiénes eran nuestros amigos y qué hacíamos nosotros con ellos. Insistía en que le dijéramos con quién íbamos a salir, aunque tardásemos apenas una hora o menos.

Ella nos insistía para que dijéramos siempre la verdad y nada más que la verdad.
Y cuando éramos adolescentes, no se cómo, conseguía hasta leernos el pensamiento.

¡Nuestra vida sí que era pesada!
Ella no permitía que nuestros amigos nos tocaran la bocina del coche para que saliéramos; tenían que bajar, golpear la puerta y entrar para que ella los conociera.

Y aquella pesada se levantaba para saber si la fiesta había estado bien (sólo para ver en qué estado estábamos). "

Por culpa de nuestra madre, nos perdimos inmensas experiencias en la adolescencia.
Ninguno de nosotros estuvo envuelto en problema de drogas, robos, actos de vandalismo, violación de propiedad, ni fuimos presos por ningún crimen.

¡TODO FUE CULPA DE ELLA!

Ahora que somos adultos honestos y educados, estamos haciendo lo mejor para ser PADRES MALOS, como fue mi madre.

Yo creo que este es uno de los males del mundo de hoy:

¡NO HAY SUFICIENTES MADRES MALAS!

Aquellas que ya son madres, que no se culpen, y aquellas que serán, ¡que esto les sirva de alerta!

18 comentarios:

AguaClara dijo...

Hola Bego, aquí repasando un poquito, he leído tu escrito y para nada eres una MALA MADRE, mi madre ha sido exactamente igual q tú. Besitosss

Adolfo Payés dijo...

No lo creo amiga..eres muy especial seguro que si..

Un abrazo
Saludos fraternos...

AguaClara dijo...

Quería compartir el cariño tan grande q le tenía y le tengo aunque ya no este. Un besito grande.

Anna ( Princesa ) dijo...

Seguro que eres la madre mas "Mala" del mundo y que tus hijos te querrán por encima de todo, sobre todo por amarles de esa manera
Te admiro amiga.

Besitos, me emocionaron tus palabras

Doña Bostezos dijo...

Yo también entonces he sido una malisiiimaaa madre...pero con unos hijos super buenos jejej..que ya me han dado dos nietos y que me hacen muy feliz..
Besos...encantada de encontrar este lugar tan lindo

Sara dijo...

Felicidades a una "mala madre".
Que sean muuuuchos mas.
Besines.

Núria dijo...

Perdona, pero todo esto a lo que haces referencia no es un seguro contra drogas, malos pasos y otras cosas.No sé si por suerte o por desgracia, en el mundo de padres e hijos, dos y dos, no siempre son cuatro

liruvi dijo...

Hola Bego, tus palabras son muy verdaderas pero para desgracia nuestra no siempre salen las cosas como queremos. La vida es muy complicada y las personas la hacemos más.
Besos Liruvi

David C. dijo...

Te apoyo, por eso el mundo está como está.

AguaClara dijo...

Hola Bego he pasado a saludarte, awita con el calor q hace, esto es para estar metida en el mar todo el día. Besitosssssssss.

Bego dijo...

** Hola AguaClara, entonces tenemos madre iguales.
Besos.

** Hola Adolfo, muchas gracias amigo.
Saludos.

** Hola Anna, sino lo soy aún, seguro que en algún momento de sus vidas lo seré. Gracia amiga.

** Hola Doña Bostezos, me alegro mucho por ti. Bienvenida a mi blog.
Besos también para ti.

** Gracias Sara, eres un sol.

** Hola Núria, ya se que todo esto no da seguridad de rectitud y buenas cosas, ni es un aval de no problemas, ojalá lo fuera, sería una fórmula mágica. Pero estoy segura de que puede ser al menos un poquito de ayuda estar pendientes y atentos a los hijos, es uno de nuestros trabajos como padres aunque luego no salga tan bien como nos gustaría. Ojalá fuera matemáticas exactas.

Un saludo.

** Hola Liruvi, es que la teórica es siempre mas sencilla que la práctica.

Un beso.

** Gracias David, no se solucionarían todos los problemas pero sería un comienzo.

** Si AguaClara, tendiditas a la sombra y sin que se nos moleste,jajaja, pero bueno es verano y es lo que nos toca.

Besos guapa.

Juan dijo...

Bego

Los padres hacen todo lo posible por educar y cuidar a sus hijos, aunque a ellos no les parezca bien, pero con el tiempo se darán cuenta.

un abrazo.

Juan Antonio

AguaClara dijo...

Ufff q sueñito, estoy molidaaaa, un besitoooooo.

AguaClara dijo...

Bego q tengas un buen fin d....Besitos.

Maru dijo...

Hola, por fin puedo dejar comentarios, blogger me tiene loca, no se que pasa, me encanta ser tambien una madre mala, porque algun dia nos lo agradeceran, de momento no nos entienden que todo lo hacemos por su bien.
Besos,
Maru.

•*♣*Angélica*♣*• dijo...

Amiga gracias por la visita a mi blog, gracias por estar siempre pendiente de mi, por estar presente. Este escrito siempre me ha gustado, recuerdo con mucho cariño cuando se los leí a un grupo de madres que eran mis alumnas en la universidad, si todas las madres siguieran ese ejemplo, el de madres malas, el mundo sería muy distinto...

Te mando un gran abrazo y bendiciones

Shedir dijo...

Bego, cuanta sabiduría maternal!!!

Es dificil decir que "NO". Me cuesta a mí siendo tan canijo, Así que te imagino a tí con tus gemelos.

Madre miaaa, qué complicado!!

Pero tienes toda la razón del mundo.
Buen domingo!! Besazos

Bego dijo...

** Hola amigo Juan, los padres hacemos todo lo posible por el bien de nuestros hijos que son nuestros mas preciados tesoros. Cuando somos hijos también pasamos por lo mismo y nos damos cuenta de que lo hacían porque nos aman por sobre todas las cosas.
Un abrazo amigo.

** Gracias AguaClara, espero que tu hallas pasado, aunque caluroso, un buen fin de semana. Besos amiga.

** Hola Maru, ya te echaba de menos, me extrañaba tu ausencia. Ya les tocará a ellos ser malos y malas padres.

Un abrazo.

** Hola Angélica, que bueno verte por aquí, a mi me encanta leerte. Si amiga seguro que algo cambiaría con mas malas madres.
Gracias por tus bendiciones, besos amiga.

** Hola Shedir, es que las madres cuando se trata de los hijos somos muy sabias, jejeje. A veces si que es complicado, pero siempre hay que recordar que lo hacemos por su bien y para ellos.

Un beso amiga, feliz domingo también para ti.

Vuestros lugares.


contador blog