RSS

viernes, 28 de marzo de 2014

Que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha.

Si, vale, pero a veces te cansas de que los demás no valoren tu esfuerzo, que no se tenga en cuenta lo que dejas de hacer en tu día a día por  algo que si, que te recompensa con la satisfacción propia, pero a veces lo necesitas.

No pido alabanzas ni elogios, sólo valor, a veces es bueno sentirse valorado, considerado, un reconocimiento.
Hay personas que olvidan en ocasiones que algo que haces por costumbre o por satisfacción no se debe convertir en una obligación.
Hay cosas que hago por gusto, porque me enriquecen, no por beneficio, así que no quiero que me obliguen, ni impongan normas u horarios.

4 comentarios:

Anna Soler dijo...

como te entiendo! yo también he llegado a sentirme asi.
un beso amiga

Bego dijo...

Gracias Anna por tu comprensión y apoyo.
Un abrazo enorme para ti.

Alfa Fon-Amor dijo...

Como te entiendo amiga,me parece muy bien,te apoyo,abrazos buen finde

Bego dijo...

Hola amiga Fiaris.
Gracias por tu apoyo.
Un abrazo también para ti.

Vuestros lugares.


contador blog