RSS

sábado, 18 de julio de 2009

Dichosos los que saben llorar.

Una lágrima es eso que humedece los ojos del mundo,
y que el mundo se
empeña en ocultar.

Es eso que nos tragamos tantas veces por soberbia, por orgullo, por demostrar fortaleza y queda atorada en la garganta, apretada en el corazón, comprimiéndonos todo.

Es tan profunda, que no sabemos con certeza
donde nace o donde muere.

A veces una lágrima lava una pena y cicatriza una herida.

Una lágrima es un recuerdo, una angustia, una desesperación, un interrogante.

Una lágrima puede ser a veces el comienzo del
perdón y la primera luz de la rectificación
que hace estrechar una mano.

Una lágrima puede ser rebeldía o arrepentimiento,
odio, amor, luz o sombra.

Una lágrima puede ser el sueño desvanecido
que rozo nuestros párpados o el amor
perdido que aun esta dulce y húmedo.


Cuando tenemos que pagar nuestra cuota
de dolor, la lágrima ayuda.

Cuando la derramamos en el corazón querido,
o en la intimidad de la amistad, la lágrima une,
estrecha y funde.

Una lágrima es a veces la gota mágica que
hace cambiar por dentro.

La lágrima transforma, enseña, disuelve los rencores, las espinas, las malas hierbas que van creciendo en la amistad e impiden acercarse, abrazarse y comprenderse.

La lágrima descubre.

El que ignora los motivos por los que las
derramas, no te conoce.


Autor Desconocido.

15 comentarios:

amor y libertad dijo...

las lágrimas abren puertas donde había muros

Xochitl dijo...

Las lágrimas limpian el alma y conmueven al ser mas duro..
Las lágrimas son un reflejo de la bondad en el corazón.

Un abrazote !!

Angelet dijo...

Querida Bego:

Mi visita de hoy es algo diferente a las de otras veces... Hoy vengo a pedirte perdón, perdón por no haber venido a visitarte todo lo que me habría gustado y por haberme limitado a responder tan sólo a tus comentarios... Quizá pienses que es excusa, pero es lo que hay: mis circunstancias en la vida real, en ese mundo del que siempre he querido escapar, se han vuelto locas desde hace un par de semanas y es tan grande el daño que me están haciendo, que no he podido más que evadirme al mundo de fantasía de mi blog, y escribir y escribir, casi como una posesa, en un intento de olvidar ese dolor que estoy sintiendo... Pero me he dado cuenta de que me he encerrado tanto en mí misma por mis dolores y mis miedos, que mi egoísmo me ha hecho olvidaros a todas, cuando habéis sido vosotras las que tantas veces me habéis apoyado y me habéis animado... Y no considero honesto hacer pagar a justos por pecadores...

Así que he decidido hecharme a la espalda mis batallas mundanales y volver de nuevo a la blogosfera, compartiendo todo lo que tengo y todo lo que soy, pero visitandoos también a cada una de vosotras para ver si podéis enseñarme todo eso que, según se ve, aún me falta por saber, y que es muchísimo... Porque quiero compartir vuestros intereses, vuestros deseos, vuestros sueños, vuestras preocupaciones y, sobre todo, vuestros hermosos escritos, y ser yo también la que pueda haceros comentarios lindos porque he tenido la delicadeza de visitar a alguna de mis amigas...

Mil perdones, Bego, y un beso desde lo más profundo de mi corazón...

Flor dijo...

Bego, que lindo, me gustaran mucho tus palabras sobre las lágrimas.
"Una lágrima puede ser el sueño desvanecido
que rozo nuestros párpados o el amor
perdido que aun esta dulce y húmedo."
Soy romantica de ahí em nombre de mi blog romantiquices!
Besitos
Flor

Angelet dijo...

Mi querida Bego... Tal vez sólo lo que me pasa es que me han llenado de falsas culpas... Y, tonta de mí, las he generalizado a todos los ámbitos de mi vida, los de aquí, los de ahí fuera, los de dentro... ¡Los de todas partes! Y cuando siento culpa, siento también la necesidad de pedir perdón, porque realmente me he notado demasiado ensimismada, demasiado agazapada en mí misma, como si me hubiera metido en un bunker para que nada me hiciera daño... Y, de repente, cuando esta mañana he visto el cuadradito de "mis seguidores", me ha dado un vuelco el corazón, y he pensado en el egoísmo de mis palabras cuando, llorando, digo "¡Ay, qué sola estoy!" Porque he visto con estos ojitos que no estoy sola, que tengo mucha gente buena a mi lado, pero he sentido que os tenía olvidadas de tanto ejercicio que estoy teniendo que hacer en curar heridas cada día y en intentar sanar las que se han infectado...

Quizás, ha sido tan sólo un grito de ayuda, un S.O.S. en fluorescente, o que he abierto la puerta de mi guarida y, por fin, me he atrevido a salir otra vez y dar la cara...

El caso es que vuelvo a ser y vuelvo a estar... Para ti y para todas... Como siempre, como nunca, porque la lección ha sido aprendida... Y ya estoy tranquila conmigo misma y ya ha amanecido hoy en mi vida y me siento una mujer nueva...

Gracias, mi cor

Rossy dijo...

Que bonito, Bego! Siempre he sido muy llorona, y se lo que son lágrimas de tristeza, de dicha, de sorpresa, de dolor, en fin, que son las lágrimas el reflejo de lo que vive nuestro espíritu.

Besos!!!

Normis dijo...

La lagrima enternece y ablanda el corazon y cuan necesaria es para poder seguir adelante con mas fuerzas todavia !!!
abracitos de cariño Bego

Cin dijo...

Uf!!!! Las lagrimas en estos dias han sido muy importantes para mi...
Cuanta verdad...
Besos

SILVIA dijo...

SIEMPRE DIGO QUE EL LLANOT DESINTOXICA EL ALMA, LA LIMPIA, LA PURIFICA, Y SOY DE LAS QUE LLORAN POR NADA JAJAJJAJAJ , PERO BUENO, NO PUEDO CAMBIAR ESO, IGUAL DEBE DURAR SOLO UNRATITO , DESPUES NOS DEBIERA GANAR ENSEGUIDA LA ALEGRIA¡¡
UN BESOTE BEGO¡¡ BUEN FINDE

ILUSION dijo...

Muy cierto, las lágrimas son tan profundas que no sabemos con certeza donde nacen o donde mueren!!!!
Besitos!!!!!!

Aseret-Teresa dijo...

Hola Bego ¡jolines! no conocía tu blog y me he quedado muerta ¡qué bonito escribes!
Felicidades.
Casi se me olvida, te he dejado un sello en mi blog.
Un beso

mimbre dijo...

Hola Bego...
Decir Amigo/a, es dar a otra persona una importancia
muy, pero muy grande. Ese amigo/a es tanto ó más grande
que un hermano.
La amistad es un vínculo del corazón y no de la sangre
Es un afecto que se recibe y se otorga espontáneamente
“Amigo es proclamar, que es el hermano de vientre diferente”
Saúl Asnes
Yo tengo la fortuna de contarte entre mis amigos
Te deseo un muy feliz Día del Amigo…
Un abrazo enorme
Osvaldo

Luchete dijo...

La lágrima se necesita para saber elnivel de necesidad...

Me gusta tu blog, un saludo.

Adolfo Payés dijo...

Un gusto leerte siempre.. por ahora no he podido dedicar el tiempo necesario para comentar, me encuentro fuera de casa, pero hoy deje el espacio para comentar...

Saludos fraternos
Un abrazo

MAYTE dijo...

Las lagrimas ayudan a las personas ha desahogar el corazón y el alma.
Precioso texto.

Un beso.

Vuestros lugares.


contador blog