RSS

sábado, 9 de agosto de 2008

Cuando se es niño.

Se es rico, aunque escaseen los recursos materiales...

Un pequeño jardín es una selva, un mundo de aventuras por descubrir...
No hay límites para los sueños...

La lluvia no es el fin del camino, es una bendición del cielo para recibir mas energías para el viaje...

La pared del cuarto es un lienzo donde desarrollar su mundo de imaginación...

La sonrisa de sus padres es música celestial en sus oídos que aporta una suave caricia de aprobación y afecto...

Aunque haya barro en su cuerpo, sus manos están siempre limpias, porque su alma es pura, y su mirada inocente...

Quisiera tener nuevamente esta visión de niño, y poder volver a sentir con mis hijos lo que ellos están disfrutando...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa en ella es maravillosa.

Autor: G.K. Chesterton

Delia dijo...

casi todo lo humano esta en la infancia, cuando esa etapa ha sido feliz,sana, llena de afecto y bien enfo cada, uno sale fuerte para todo.

Bego dijo...

Tienes mucha razón, las personas cuando mas apreciamos y valoramos la vida es en la infancia, cualquier cosa, buena o mala, fea o bonita, por muy pequeña o grande que sea, es enorme a los ojos de los niños.
Nos cuentan sus logros con gran emoción y nos hacen participes de sus aventuras haciendo que volvamos a nuestra niñez y que volvamos a ver cosas que tenemos delante de nosotros pero que ya no veíamos porque somos "adultos".

Vuestros lugares.


contador blog