RSS

miércoles, 16 de julio de 2008

Los niños aprenden lo que viven.

Si los niños viven con la crítica, aprenden a condenar.
Si los niños viven con hostilidad, aprenden a pelear.
Si los niños viven con miedo, aprenden a ser aprensivos.
Si los niños viven con lástima, aprenden a compadecerse a sí mismos.
Si los niños viven con ridiculez, aprenden a ser tímidos.
Si los niños viven con celos, aprenden qué es la envidia.
Si los niños viven con vergüenza, aprenden a sentirse culpables.
Pero, si los niños viven con tolerancia, aprenden a ser pacientes.
Si los niños viven con estímulos, aprenden a ser confiados.

Si los niños viven con elogios, aprenden a apreciar.
Si los niños viven con aprobación, aprenden a quererse a sí mismos.
Si los niños viven con aceptación, aprenden a encontrar amor en el mundo.
Si los niños viven con reconocimiento, aprenden a tener un objetivo.
Si los niños viven compartiendo, aprenden a ser generosos.
Si los niños viven con honestidad y equidad, aprenden qué es la verdad y la justicia.
Si los niños viven con seguridad, aprenden a tener fe en sí mismos y en quienes los rodean.
Si los niños viven en la amistad, aprenden que el mundo es un bello lugar para vivir.
Si los niños viven con serenidad, aprenden a tener paz espiritual.


"Eduquemos dando ejemplo a nuestros niños"


5 comentarios:

lili Monsters dijo...

Sin que sirva de presedente estoy totalmente de acuerdo contigo, no tengo nada más que añadir.

Bego dijo...

Intentaré no acostumbrarme a que estemos deacuerdo.

lili Monsters dijo...

Así me gusta, para que después no te desepciones. Ya sabes que lo mio es dar el coñazo

Caty. dijo...

Que razon tienes, pero sabemos lo dificil que es educar, somos humanos. Pero si lo hacemos con mucho amor lograremos grandes personas.

Bego dijo...

De verdad, que si es muy difícil y muchas veces me pregunto, ¿lo estaré haciendo bién?... Espero no equivocarme con la educación de mis hijos, conseguir al menos que sean buenas personas, que sepan valorar lo que tengan y que también sepan respetar a los demás.

Vuestros lugares.


contador blog